El FC Barcelona celebra el título de Copa de S.M. La Reina logrado ante el Athletic Club en la edición de 2014. | Nicol’s (RFEF).

El FC Barcelona defendió con éxito el título de Copa de S.M. La Reina cosechado en 2013 gracias a un triunfo sobre el Athletic Club en un partido decidido desde los lanzamientos de penalti después de acabar el encuentro con el resultado de 1-1. El acierto de Laura Ràfols desviando el tiro de Irene Paredes (único fallo en la tanda) decantó una final que por primera vez acabó sin goles transcurridos los primeros noventa minutos, no en vano éstos llegaron en la prórroga.

Hay crónicas de sobra para revivir el encuentro e incluso se puede volver a ver, por lo que la intención de este artículo es destacar otros aspectos. Uno de ellos fue el escenario, el estadio Alfonso Murube. Por segunda vez en la historia una cita de este calibre se trasladaba más allá de la península y por primera de ellas tenía lugar en la Ciudad Autónoma de Ceuta. Allí sumaron las pupilas de Xavi Llorens su segundo doblete consecutivo, igualando la marca del Levante UD en 2001 y 2002.

La “manita” de Míriam y Marta

Dos de los nombres propios del torneo en clave barcelonista son Míriam Diéguez y Marta Corredera. En la primera cita de las semifinales ante el Rayo Vallecano la colomense hizo el primer gol y de un centro de la egarense salió el pase a Alexia Putellas para que esta última hiciera el 2-0 momentáneo. En tierras madrileñas conectaron entre sí las dos protagonistas del encabezado de este párrafo, de forma que Corredera anotó el único tanto del envite. Para la ‘7’ culé es el tercer título en cuatro temporadas vistiendo la zamarra del equipo azulgrana, mientras que para la ‘8’ es el segundo en tres ejercicios.

Todavía les quedan lejos los ocho entorchados de Sara Monforte, con quien compartieron los triunfos en las ediciones de 2009 y 2010 cuando ambas militaban en el RCD Espanyol, pero por lo pronto ya han engrosado su palmarés personal con su quinto título. A mes y medio de cumplir 23 años, la delantera de Terrassa dispone de tiempo de sobra para dejar de avistar en lontananza la marca de la castellonense.

Nueve incansables

Hasta seis jugadoras dispusieron de todos los minutos posibles en el cuadro vencedor: Laura Ràfols, Marta Unzué, Marta Torrejón, Ruth García, Virginia Torrecilla y Míriam Diéguez. En el Athletic Club, Juan Luis Fuentes no concedió descanso a tres de sus futbolistas: Ainhoa Tirapu, Irene Paredes y Vanesa Gimbert.

Nekane Diez (Athletic Club) celebra uno de los goles que marcó al Valencia Féminas. | Athletic Club.

Nekane, el oasis del gol

En una competición en la que, como se desarrollará más adelante, la capacidad anotadora de todos los equipos estuvo bajo mínimos, hacer cuatro goles en cinco encuentros puede considerarse una hazaña. Tal mérito corresponde a Nekane Diez. La atacante baracaldesa puso su firma a la mitad del bagaje total del Athletic Club. Convirtió dos ante el Valencia Féminas en cuartos de final, otro con el Levante en semifinales y cerró su cuenta con el que igualó la final.

Parte del mérito en esos registros tan bajos es de las guardametas. Si bien jugó únicamente dos partidos, Lola Gallardo (Atlético de Madrid) se marchó del torneo manteniendo su portería inmaculada y su equipo como el único que no encajó. Su falta de tino en los lanzamientos desde el punto de penalti después de sendos 0-0 contra el Rayo Vallecano impidió a las colchoneras pasar de ronda.

Otra portera que protegió con acierto sus redes fue Cristina Cornejo (Real Sociedad). Pese a caer a manos del conjunto que a la postre se proclamó campeón, concedió un solo tanto en la eliminatoria de cuartos. A modo de comparación con las titulares bajo los palos de los finalistas, Laura Ràfols encajó dos y Ainhoa Tirapu, tres.

Máxima rentabilidad

Alzarse con un trofeo completando una media exacta de un gol por partido no está al alcance de muchos. De hecho, el FC Barcelona ha sido el único capaz de lograrlo con el formato de esta edición de la Copa, el mismo con el que se jugaron las celebradas entre 2005 y 2009 (ambas inclusive) y la de 2013. Hasta ahora, el ganador menos realizador a lo largo de los cinco encuentros disputados entre cuartos de final, semifinales y final era el RCD Espanyol de 2006, que se llevó el título con 10 a favor. Pues bien, su rival tradicional en la Ciudad Condal ha sido capaz de emular ese triunfo reduciendo esa cifra a la mitad. Este dato redunda en un balance muy justo entre goles marcados y encajados. Nunca un equipo se proclamó ganador con un +3, muy lejos del +13 del Rayo Vallecano en 2008.

En números globales, los guarismos han sido de largo los peores con este modelo de competición: 19 tantos entre los 13 partidos celebrados superan con suficiente amplitud los 30 del año pasado y suponen casi dos tercios menos que los 52 registrados en 2009.

Algunos datos de los campeones de Copa de S.M. La Reina con el mismo formato de la celebrada en 2014. | Elaboración propia.

La imagen que figura sobre estas líneas pretende resumir lo explicado en los dos párrafos anteriores, reflejando el balance de todas las ocasiones en las que el torneo tuvo lugar como en 2014.

RELACIONADO: “La final de la Copa de la Reina 2014 en los medios“, en Storify.